CASTILLO DE PÌTTAMIGLIO

CASTILLO DE PÌTTAMIGLIO

martes, 27 de marzo de 2007

Breve historia sobre los orígenes de la Comedia Nacional
.
A comienzos del 900 el Uruguay, el Montevideo, de la primer presidencia de José Batlle y Ordoñez vivía una profunda transformación socio-económica y cultural donde al aporte de la llamada "Generación del 900", con José Enrique Rodó, Delmira Agustini, Javier de Viana, Julio Herrera y Reissig, María Eugenia Vaz Ferreira, Horacio Quiroga. Se sumaba la proliferación de las tertulias literarias, café Polo Bamba, Libreria Barreiro, etc, y un vasto movimiento teatral donde los elencos argentinos y uruguayos inauguraban las nuevas salas de teatro: 1905 el Artigas y el Urquiza, 1910 el Politeama, el Royal y el 18 de Julio.
José Podestá como Pepino el 98
Las giras de la familia Podestá considerados como los fundadores del teatro rioplatense con su circo criollo recorrían toda la república, junto a ellas, a mediados de la primer década, se sumarían las de Guillermo Battaglia, Luis Arata, Francisco Parravicini, Enrique Muiño, nombres claves en el desarrollo del teatro en ambas márgenes del Plata.Los cuadros filo-dramáticos se multiplicaban llevando el teatro a los lugares más apartados del país y actuando en clubs sociales, deportivos y los más diversos locales.
Luis Arata y Guillermo Battaglia
En 1901 de esos cuadros de aficionados surgirá Carlos Brussa como actor y empresario que junto a Santiago Arrieta y sus hermanos Juan, Rosita, María y Gioconda, en base a un repertorio de autores rioplatenses recorreran el país y buena parte del litoral argentino.
Carlos Brussa
Se repite en el teatro el mismo fenómeno que se da en nuestra literatura, la imposibilidad de separar, de dividir la historia de una cultura que nace rioplantense y como tal se manifiesta hasta mediados de los años 40.Por iniciativa de José Batlle y Ordoñez se crea la Escuela Experimental de Arte Dramático, 1911, dirigida por la actriz italiana Jacinta Pezzana que comienza sus actividades en 1912 en el Victoria Hall (actual Teatro Victoria) hasta su cese, por razones económicas en 1919.Después de este primer intento que no tuvo mayores consecuencias, durante una década no hay ninguna iniciativa oficial en materia teatral. La historia del teatro sigue su curso de la mano de esas compañías de aficionados o de profesionales, la mayoría de las veces en paupérricas condiciones, continúan ofreciendo sus espectáculos con una calidad discutible pero con un enorme esfuerzo y con un apoyo creciente de público. No olvidemos que el teatro era el gran espectáculo de masas y constituía no solo el único esparcimiento, sino el único lugar donde podía, aquella sociedad, sentirse reflejada.Recién en 1928 por iniciativa del Ministro de Instrucción Pública, Enrique Rodríguez Fabregat, se aprueba la creación de la Casa de Arte.
Casa de Arte inicia sus actividades en el Teatro Albeniz dirigida por los dramaturgos Carlos César Lenzi y Angel Curotto. El elenco estaba formado por Milagros de la Vega, Aída Arrieta, Héctor Cuore, Juan Arrieta, Floreal Cavallieri.Junto a Casa de Arte, continúa la actividad de Carlos Brussa y su compañía que a fines del 29 ya contaba con la presencia de Ramón Otero y Alberto Candeau, en el Teatro Urquiza.Por mediados de 1931 se presenta la Compañía de Teatro Universal formada por Luisa y Paquila Vehil, Francisco Petrone, Mario Soffici, todos ellos agentinos y el uruguayo Santiago Gómez Cou que realizan una breve temporada.
Milagros de la Vega
Una importante iniciativa es tomada por la Asociación de Escritorores del Uruguay al crear una cooperativa teatral, que pasará a realizar sus funciones en el Teatro Urquiza. Entre sus postulados, tímidamente, pueden advertirse los antecedentes de los que serán las premisas del movimiento teatral independiente."He aquí lo que necesitamos:1) Que el local teatro sea considerado de utilidad pública, como una escuela o una biblioteca.2) Que el empresario impaciente desaparezca."Su elenco estaba formado por Santiago y Juan Arrieta, Santiago Gómez Cou, Alberto Candeau, Luisa Vehil, Mario Soffici, Humberto Nazzari.
Un par de años después surgirá la Compañía Teatral ION formada por Milagros de la Vega, Juan Arrieta, Orestes Caviglia, Francisco Petrone.En 1937 Angel Curotto y José P. Blixen forman la Compañía Nacional de Comedias con Santiago Arrieta y Tita Merello.En 1942 con los auspicios del SODRE se formarán dos elencos teatrales, uno integrado por Carmen Castell, Delfi de Ortega, María Luisa Robledo, Pedro Aleandro y Enrique Guarnero con la dirección de Carlos Calderón de la Barca y otra hispano uruguaya, dirigida por Margarita Xirgú con Amelia de la Torre, Enrique Diosdado, Miguel Ottin, Alberto Candeau, Roberto Pérez Soto.
Tita Merello
Las bases de la futura Comedia Nacional, los cimientos del movimiento teatral independiente ya estaban echadas, los nombres, de quienes en ambas márgenes del plata serán recordados como los pioneros del teatro, se repiten en esta breve síntesis y cada uno de ellos por sí mismo escribirá su página en lo mejor de la historia del teatro.
Su nacimientoLa necesidad de un elenco oficial de teatro era una preocupación de todos los vinculados a la cultura nacional que veían fracasar uno tras otro los proyectos emprendidos por razones económicas. Era absolutamente imprescindible contar con un apoyo oficial para crear un elenco nacional perdurable.Serán dos hombres de teatro, Angel Curotto y José P. Blixen quienes lograrán el apoyo de Justino Zavala Muniz, intelectual y política de gran influencia en el partido colorado los que llevaran adelante el proyecto hasta convertirlo en realidad.Zavala Muniz logra el interés del recién electo intendente de Montevideo, Andrés Martinez Trueba que con fecha 21 de abril de 1947 decreta la formación de la Comisión de Teatros Municipales presidida por Justino Zavala Muniz y resuelve que la futura compañía brindará sus espectáculos en el Teatro Solís.La Comisión designa a Angel Curotto como Gerente General quién rescata un viejo proyecto para la formación de la Comedia Nacional que somete a la consideración de la Sociedad Uruguaya de Actores (SUA), el Círculo de la Crítica y AGADU.Se resuelve realizar una amplia convocatoria a todos los artistas interesados en el tema y así el 23 de mayo se reunirán más de 150 en la Sala Verdi donde se aprueba la creacción de dos comisiones: una encargada de actuar como jurado para seleccionar a los futuros integrantes de la Comedia y otra que deberá confeccionar el reportorio de obras a representar por la compañía.En brevísimo plazo se expiden ambas comisiones y comienzan los ensayos. Cuenta Angel Curotto: "Los fondos con que contábamos cubrían el presupuesto de dos meses. Por tanto era el público el que debía decidir. Cada noche al terminar los ensayos nos reuníamos a hacer números y cada noche resolvíamos hacer más economías. Carlos Brussa trajo parte del vestuario, otros consiguieron los muebles, Zavala Muniz facilitó muy sagrados recuerdos familiares, como la lanza de su abuelo el General Justino Muniz que Gumersindo (Alberto Candeau) lució todas las noches en escena. En este clima se preparo el estreno, Puestas a la venta las entradas, a 0.50 centésimos la platea, se agotaron 3 días antes...y por fin llegó el día."
Será el 2 de Octubre de 1947 cuando en el Teatro Solís la flamante Comedia Nacional lleve a escena "El león ciego" de Ernesto de Herrera, la pieza más representativa y simbólica de nuestra dramaturgia, una fuerte condena a las guerras civiles y al caudillaje. En ella Alberto Candeau será Gumersindo, el caudillo colorado, el León ciego y Ramón Otero, Gervasio, su compadre, el caudillo blanco.El elenco fundador de la Comedia Nacional, bajo la dirección de Calderón de la Barca estaba integrado por Flor de María Bonino, Carmen Castell, Martha Castellanos, Zelmira Daguerre, Mora Galián, Cotina Jimenez, Mary Marchissio, Rosita Miranda, Elsa Ubal, Rómulo Boni, Alberto Candeau, Héctor Coure, Enrique Guarnero, Guizmán Martínez Mieres, Carlos Muñoz, Miguel Moya, Ramón Otero, Horacio Preve.La Comedia Nacional uruguaya nace junto al Teatro Nacional Popular de Francia y Il Piccolo Teatro di Milano.Con un presupuesto para dos meses, con una crítica que se mostró esceptica, nació la Comedia Nacional. Como dijo Angel Curotto, la palabra la tendría el público y este aprobó el viejo proyecto y lo convirtió en realidad.

CASA DE LUSSICH

CASA DE LUSSICH
VISTA LATERAL