CASTILLO DE PÌTTAMIGLIO

CASTILLO DE PÌTTAMIGLIO

martes, 27 de marzo de 2007

MARGARITA XIRGU

Margarita Xirgu ha sido una de las mayores trágicas del teatro universal del presente siglo, habiendo nacido el 22 de Julio de 1888 en San Miguel de Molins de Rey -en la provincia y obispado de Barcelona- falleciendo en Montevideo, donde descansan sus restos en el Cementerio del Buceo, el 25 de Abril de 1969.
En la brevedad de una nota periodística, intentaremos sintetizar su gran carrera dramática, recordando también lo que su arte y su vida significaron durante dos décadas para nuestro nivel artístico y cultural.
Acerca de su personalidad, basta recordar tres opiniones que mucho sugieren, empezando por la del gran poeta español Rafael Alberti, que dijo de ella:"Yo soy un admirador ferviente de Margarita Xirgu. Soy un religioso fanático del Arte, y en el Templo del Arte, entre los muchos altares que en él se erigen, encuentro siempre el de la Xirgu y ante él, muchas veces inclino mi rodilla... Margarita es, no ya una artista maravillosa, sino una esclava, una servidora de su religión..."
Por su parte, el gran dramaturgo francés Henry de Lenormand, a raíz del estreno en Madrid de su drama "Los fracasados", se expresó de la siguiente manera:"Margarita Xirgu, la más grande actriz española, interpreta el personaje de mi obra con esa ardiente intensidad que ella sabe comunicar a la multitud. La emoción dramática, las lágrimas verdaderas, el trance pasional, todo lo que cuesta tantos esfuerzos a infinidad de comediantes estudiosos, es en ella un don de la naturaleza."
Y para terminar estos juicios expresados por personalidades tan eminentes, no olvidemos la opinión que mereciera al gran escritor y dramaturgo italiano Luigi Pirandello, cuando dijo:"Mi obra "Cuando tú me deseas" interpretada por Margarita Xirgu, es mucho mejor que el film de Greta Garbo. Y es que el cine, con todos sus recursos, es incapaz de producir un fenómeno de sensibilidad como el que constituye esa formidable actriz española".
Muchas otras opiniones se podrían agregar, no menos consagratorias que las ya citadas, pertenecientes a grandes escritores y dramaturgos como Miguel de Unamuno, Jacinto Benavente, Federico García Lorca, Eduardo Marquina, J.Ortega y Gasset, R.Del Valle Inclán y otras, difundidas en artículos y biografías sobre la gran actriz catalana que evocamos en esta nota.
Nacida Margarita en un humilde hogar de uno de los tantos barrios que circundan la capital catalana, su infancia transcurrió entre sus estudios primarios y las tareas de la casa, sin que nadie pudiera sospechar que aquella niña que en sus horas libres recitaba para sus amiguitas, pudiera un día convertirse en una de las grandes figuras de la escena. A los ocho años, su familia resuelve instalarse en Barcelona y en el año 1896 se revela su destino ... ¿Cómo...? Al concurrir una tarde a una taberna de la zona a comprar provisiones para su hogar, un grupo de obreros realizaban una reunión política. Al verla, uno de ellos, que conocía a la pequeña, la llamó y le dijo:
Margarita Xirgu y Alberto Candeau en "Macbeth" de Shakespeare por la Comedia Nacional, año 1954
Héctor Cuore junto a Margarita Xirgu en una escena de la obra Giraudoux "La loca de Chaillot", representada por la Comedia Nacional en el año 1951
-A ver, "Margarita"... Anímate a leer este manifiesto...Y Margarita, subiendo sobre una silla y sin titubeos, con toda su pequeña voz, leyó con decisión y valentía, a primera vista, el contenido de un manifiesto revolucionario, arrancando el aplauso de los presentes, que la acompañaron hasta su domicilio.
Ese fue su primer aplauso. Pocos años después, se incorporó a uno de los cuadros filodramáticos de Barcelona, iniciando así su carrera teatral.
Su pasión por la escena, su dedicación y estudio, la convirtieron en poco tiempo en una actriz. Y una noche al tener que sustituir de urgencia a una de las primeras figuras del elenco en que actuaba, asumió el papel principal del drama de Zola "Teresa Raquin". Esa actuación imprevista, sorpresivo, reveló su gran temperamento dramático. Horas después, la prensa de Barcelona empezó a ocuparse de sus méritos.
Imposible detallar en el breve espacio de que disponemos, las distintas alternativas que fueron marcando su carrera, tan rica en triunfos y consagraciones. Al terminar la primera década del siglo, Margarita Xirgu era ya la primera actriz del teatro catalán, figurando su nombre al frente de distintos teatros de la ciudad condal. Sus éxitos repercutieron en toda España y la gran actriz María Guerrero que, en aquellos años, era considerada como la más importante artista española, invitó a la señora Xirgu a presentarse en la capital española en su propio teatro, el teatro Princesa. En Madrid, bajo tan generoso patrocinio, Margarita Xirgu se presentó actuando en español, confirmándose así sus altos méritos dramáticos.
Sus éxitos madrileños repercutieron en América y ese mismo año 1914, al frente de su elenco visita por primera vez nuestro continente, actuando con gran suceso de público y de crítica en Uruguay, Argentina y Chile, con un repertorio en que alternaban las obras de los mejores autores españoles como así también la de los más destacados dramaturgos europeos, clásicos y modernos, en una evidente demostración de las inquietudes artísticas que siempre animaron a la gran comediante. Y así transcurrieron muchos años, actuando en España y en América. Pero la vida reserva siempre grandes sorpresas...
En el año 1932 el Gobierno Republicano Español concedió a Margarita Xirgu y a Enrique Borrás para su actuación, el Teatro Español de Madrid templo mayor de la escena hispana. Y ambos comediantes cumplieron en su escenario una actuación inolvidable, con estrenos de Unamuno, Casona, Alberti, Valle Inclán. Pero Margarita decidió aceptar una proposición para visitar América una vez más. Aprovechando los meses del verano europeo. Y antes de partir, el Presidente de la República Española D. Manuel Azaña, públicamente, la condecora con el más alto galardón: la Orden de Isabel la Católica, que el mismo gobernante coloca en su pecho.
En Febrero de 1935, Margarita Xirgu con su elenco, embarca en Santander rumbo a Cuba, debutando semanas después en La Habana.
En España, mientras tanto, se produce el estallido militar capitaneado por el General Francisco Franco, de tan triste recordación. Y aquella gira por América iniciada en 1935 se convirtió para Margarita Xirgu en su expatriación y en su exilio, hasta el día de su muerte en 1969. Treinta y cuatro años, viajando por los países de América, despojada de sus bienes y "condenada en su tierra a perpetuidad" y a ganarse la vida con su arte .... Con elenco, actuó en Méjico, Cuba, Estados Unidos, Venezuela, Perú, Ecuador, Chile, Argentina, Uruguay... Y fue aquí, en nuestro país, donde vivió varias décadas, después de cumplir un destino errante, con días de paz, de trabajo, de grandes triunfos y grandes angustias...
Margarita Xirgu fue en nuestro país durante diez años directora de escena de la Comedia Nacional y directora fundadora de la Escuela Municipal de Arte Dramático, institución que, con justicia, lleva hoy su nombre. De su gratitud hacia nuestro pueblo y a nuestro teatro, nada lo evidencia mejor que el hecho de haber logrado la carta de ciudadanía de nuestro país.
Muchos comediógrafos y dramaturgos uruguayos -Justino Zavala Muniz, Juan León Bengoa, Jules Supervielle, Clotilde Luisi, José María Podestá, María de Monserrat, Edmundo Bianchi y Carlos Denis Molina- vieron sus obras en escena puestas bajo su inteligente dirección; y toda una generación de comediantes nuestros surgieron de la escuela por ella dirigida, intérpretes muchos de los cuales se destacan no solamente en nuestros teatros sino que también figuran al frente de las carteleras de distintos elencos que actúan en América y España.
¡Cuántas cosas hermosas podríamos todavía recordar de esta grande y sacrificada señora de la escena, a quien nos uniera una estrecha y entrañable amistad! Una vida tan rica en las emociones y, para orgullo de todos, tan ligada a los mejores momentos de nuestro teatro, en las expresiones más nobles y significativas.
Por Angel CurottoAlmanaque del Banco de Seguros del Estado 1988

CASA DE LUSSICH

CASA DE LUSSICH
VISTA LATERAL